5 pasos para organizar los procesos estratégicos de la empresa

Organizar los procesos estratégicos de la empresa es un ejercicio que debe ser abordado por cualquier compañía. Sin embargo, no es un ejercicio sencillo que conlleva, también, salir de la zona de confort estratégica.

¿Sabías que, en sesenta segundos, se envían 41,6 millones de mensajes, se mandan 188 millones de e-mails, y se gasta casi un millón de dólares en comercio electrónico? Estos datos pertenecen al presenta año; sin embargo, si nos fijamos en los mismos datos pero del 2018, se observa que casi todos los índices han aumentado. Este hecho debe servir para dibujar cómo es el cliente y cómo son los mercados.

No cabe duda, atendiendo a estos parámetros, que el entorno es muy volátil, cambiante y muy ágil. Y en este ecosistema, organizar los procesos estratégicos de la empresa es una necesidad de cara a afrontar el futuro con plenas garantías de éxito. Sin embargo, esta organización o reorganización de los procesos estratégicos de la empresa debe llevar aparejada un cambio de mentalidad. Un cambio que no siempre es sencillo y que, en muchas ocasiones, no es afrontado por la incertidumbre que genera.

LA ZONA DE CONFORT ESTRATÉGICA

En este sentido, muchos directivos, acomodados en procesos estratégicos eficientes en el pasado, no afrontan el futuro encarando los cambios necesarios.

Esta zona de confort estratégica es un muro para el desarrollo de las empresas que ralentizan los cambios ante la incertidumbre que plantean. Es ante esta situación donde se recomienda el punto de vista de un tercero, alguien ajeno a la organización que facilite el diseño e implementación de nuevos procesos estratégicos que den respuesta a nuevos interrogantes del mercado.

Sin duda, es un proceso complejo. Sin embargo, existen varias vías que nos van a facilitar organizar los procesos estratégicos de la empresa. Sin importar el tamaño de la empresa, es necesario revisar incesantemente su funcionamiento, como modo de promover la mejora continua. Una mejora que conlleva cuestionarse constantemente el desarrollo de tu negocio, tal y como vimos en el artículo Preguntas para la mejora del desarrollo de tu negocio. Esta última es garantía de éxito, ya que permite un aumento de la productividad y de la calidad de bienes o servicios.

5 CONSEJOS PARA MEJORAR LOS PROCESOS

Por ello, para organizar los procesos estratégicos de tu empresa, te damos cinco consejos con los que mejorará la competitividad de tu negocio.

1) Revisar los procesos. Una evaluación exhaustiva permite detectar procesos ineficaces que «ponen palos en la rueda» en el camino hacia el éxito. Un diagrama de flujo para el análisis de cada proceso puede resultar una excelente herramienta. Permite visualizar el problema y su relación directa con determinadas áreas y equipos de trabajo.

2) Emplear una estrategia de optimización o mejora. Una vez identificado el cuello de botella que está obstaculizando el buen trabajo de los empleados o generando insatisfacción en los clientes (dos ejemplos típicos de procesos con fallas), es preciso implementar un plan de mejora. Es más que solucionar las fallas; supone, principalmente, hallar la causa o las causas del problema, para cortarlo de raíz. Sería importante acudir a los equipos involucrados para solicitarles opinión e incluso ideas sobre cómo han resuelto este tipo de inconvenientes en el pasado (la experiencia es un valor añadido; hay que apreciarlo siempre).

3) Actualización del proceso. Los responsables de las áreas involucradas en el proceso considerado ineficaz, a partir de toda la información disponible, rediseñan el proceso. No existen garantías, porque a veces la mejora no se consigue de una vez y para siempre (en ocasiones, son precisos reajustes y vueltas a empezar), pero es el camino que conviene seguir en un principio.

4) Puesta a punto del proceso actualizado. La puesta en marcha de las modificaciones podría requerir la implementación de un nuevo software, la incorporación de algún miembro a un equipo de trabajo e, inclusive, la contratación de una consultoría estratégica que audite y monitoree cada uno de los pasos a seguir de cara al futuro.

5) Evaluación y control. Una vez que el proceso ineficaz fue rectificado, deviene un periodo de análisis de los cambios y las nuevas estrategias. En él, la revisión continua de este y otros procesos resulta fundamental.

 

ANÁLISIS, CORRECCIÓN Y ÉXITO

El proceso de mejora continua basado en la optimización de procesos empresariales debe ser, forzosamente, dinámico. Cada empleado, desde su rol dentro de la organización, debe estar en modo intraemprendedor, esto es, preparado y dispuesto a detectar deslices y corregirlos en pro de la satisfacción del cliente y de una más alta rentabilidad de la empresa. Y, de no ser posible, los CEO y directores de los distintos departamentos deberían recurrir a una consultoría estratégica que colabore, interna y/o externamente, en la actualización y organización de los procesos empresariales. De otro modo, la bola de nieve de procesos ineficaces acabará llevándose consigo el clima laboral, la cultura de la empresa y la motivación de su gente, entre otras cosas. Algo que ninguna organización puede permitirse.

Como verás, organizar los procesos estratégicos de tu empresa es una necesidad que, bien planteada, te va a permitir aumentar la competitividad de tu organización en un mercado más globalizado e incierto. No obstante, en Grupo Ifedes tienes a tu mejor partner para guiarte en este proceso. Si quieres saber cómo podemos ayudarte, sin compromiso ninguno, te invitamos a un café y hablamos, ok?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestra Newsletter



¡Ya estas suscrito!