AYUDAS PLAN DE CRECIMIENTO EMPRESARIAL
5 marzo, 2020
Grupo Ifedes Comunicado coronavirus
Comunicado de Grupo Ifedes
17 marzo, 2020

Contar con un comité de dirección en la empresa familiar suele ser símbolo de profesionalización del negocio. Sin embargo, la función de Recursos Humanos en el comité de dirección es, aún hoy en día, una de las menos profesionalizadas.

Recursos Humanos y Comité de Dirección

Resulta llamativo cómo el desarrollo directivo en la empresa familiar sigue estando centrado en el desarrollo de negocio y poco focalizado en el desarrollo de su gestión de personas, puesto que es la dirección de Recursos Humanos la responsable de articular una estrategia en la dirección de personas para el logro de los objetivos de la empresa.

Dicho de otro modo, -y como bien apuntaba el CEO de Grupo Ifedes, Tomás Guillén, en el desayuno organizado precisamente por IVEFA para analizar las distintas formas de gobierno de la empresa familiar-, si tenemos en cuenta que el principal reto al que se enfrenta la empresa familiar es el de la profesionalización de sus estructuras, de todas las direcciones implicadas es la propia de Recursos Humanos la responsable de diseñar cómo el resto de direcciones va a hacer que los resultados se consigan.

 

¿QUÉ FUNCIÓN CUMPLE LA DIRECCIÓN DE RECURSOS HUMANOS EN EL COMITÉ DE DIRECCIÓN?

Aunque la composición, estructura y modo de funcionar del comité de dirección no están regulados por ley y depende de la situación de cada empresa, normalmente las funciones clave del comité son tres: ejecutar el presupuesto y la estrategia establecida, coordinar las acciones a llevar a cabo desde cada área/departamento, y proponer mejoras que se contemplen en los próximos presupuestos y planes de acción.

Teniendo en cuenta este desglose, es responsabilidad directa de la dirección de Recursos Humanos cumplir con la planificación estratégica de gestión de personas, una planificación que sirva de herramienta al resto de directivos para ejecutar la estrategia establecida asegurando la evolución y crecimiento de la empresa.

Es decir, la importancia de contar con una dirección de Recursos Humanos profesionalizada en el comité de dirección radica en establecer cómo conseguir que todas las personas de la empresa, independientemente de su área de actuación, vayan en una misma dirección: hacia la consecución de los objetivos de la estrategia de negocio.

Si la empresa familiar dispone de una dirección de Recursos Humanos profesionalizada en su comité, el trabajo en la gestión de área del resto de directivos no sólo será más sencilla, sino que estará estructurada facilitando el empoderamiento de cada responsable y asegurará una gestión alineada con los criterios que mayor valor aportan a la empresa familiar: su cultura y su negocio.

CULTURA, ESTRATEGIA Y RECURSOS HUMANOS

La empresa familiar se distingue del resto de empresas en su marcada cultura fruto de la unión entre la familia y la empresa.

La empresa familiar tiene, pues, una ventaja competitiva que la dirección de Recursos Humanos puede y debe poner en valor, actuando como promotor y pieza clave en la transmisión de la cultura mediante sus prácticas de gestión de personas y desarrollo organizativo.

La planificación estratégica de Recursos Humanos es una de las bases de la estrategia de la empresa y de su jerarquía de responsabilidades, pues recoge y coordina cómo han de actuar las personas de la empresa encargadas de lograr los objetivos.

Por eso es por lo que, como mínimo, la planificación estratégica de la dirección de Recursos Humanos debe reflejar valores y creencias relacionadas con el tipo y nivel de crecimiento a conseguir, la financiación de la estrategia, las características de los empleados, las vías de promoción y empoderamiento, así como sus grados de autonomía, y las formas de conseguir unidad entre los miembros de la empresa familiar.

No obstante, hay que tener en cuenta que, en la mayoría de los casos, la empresa familiar lo es, precisamente, porque las nuevas generaciones se incorporan paulatinamente a la organización; savia nueva con criterio y conocimientos propios y distintos a los de sus predecesores. Estos nuevos miembros también son constructores de la cultura de la empresa, una cultura que vertebra la compañía y que se va construyendo aprendiendo los unos de los otros.

En este sentido, cuando la dirección de Recursos Humanos es capaz de poner en valor la fuerte cultura de la empresa familiar, haciendo partícipe de la misma a todo el equipo, sea familia o no, es cuando se consigue prestigio, empleados valiosos, y la empresa puede afrontar con éxito los futuros procesos de sucesión y cambios.

Así, si la cultura de la empresa familiar es la que marca la diferencia, es la dirección de RRHH la responsable de dirigir a las personas para que avancen y evolucionen con ella, impulsando los resultados del negocio familiar.

En Grupo Ifedes llevamos casi 30 años asesorando a empresas familiares para alcanzar los objetivos que se han marcado, analizando todos los elementos que entran en juego para ello.

CLICA AQUÍ PARA ASISTIR AL DESAYUNO «CONSTRUYENDO UN COMITÉ DE DIRECCIÓN» ◄►

Comité de Dirección Grupo Ifedes

 

Nuria Gámez

Consultora de Organización y Personas de Ifedes


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestra Newsletter



¡Ya estas suscrito!